Presbicia


Instituto médico-quirúrgico de oftalmología. Gabinete tecnológico del glaucoma
Instituto médico-quirúrgico de oftalmología. Gabinete tecnológico del glaucoma

Que podamos ver claramente los objetos a diferentes distancias nos parece un acto sencillo, que no nos sorprende…,

…hasta que “de repente” nos damos cuenta de que en condiciones de iluminación escasa dejamos de leer claramente lo que dice la carta de un restaurante. Lo que acabamos de describir son los primeros síntomas que muchos pacientes nos refieren cuando comienza la presbicia, que es un proceso natural, una manifestación del declive lento y progresivo de nuestras funciones corporales, que en este caso suele coincidir con el periodo de mayor capacidad productiva o profesional de la persona, lo que origina un estado de frustración nada desdeñable, y que es uno de los motivos de consulta más frecuente en nuestros gabinetes. No se trata en absoluto de una enfermedad.

Instituto médico-quirúrgico de oftalmología. Gabinete tecnológico del glaucoma

Y siendo algo inherente al envejecimiento, la presbicia es tan vieja como la humanidad en sí misma. A medida que las condiciones de vida mejoran y la esperanza vital crece, las primeras civilizaciones van siendo conscientes del problema, y lo asocian a la vejez. Así, Aristóteles se refería a las personas que la sufrían como presbytes, un término griego que hace referencia a la gente mayor. En aquella época solían contratar a personas más jóvenes con el fin de que leyeran para ellos. En ausencia de otros remedios, al menos en este caso, la “iniciación” de los jóvenes efebos podría tener connotaciones más intelectuales por encima de algunos fines un tanto más “escabrosos” a los que la historia hace referencia (y es que estos griegos, no daban puntada sin hilo).

Instituto médico-quirúrgico de oftalmología. Gabinete tecnológico del glaucoma

El uso de lentes correctoras para la lectura data probablemente de finales del primer milenio. A lo largo de los siglos posteriores, la fabricación de gafas con lentes convexas y su correspondiente uso, se extendió entre los monjes y entre la minoría culta, rica de Europa. Es razonable suponer que el uso de gafas para la presbicia, al prolongar la vida activa de muchos intelectuales y artesanos, contribuyó a la explosión científica, artística y social del Renacimiento.

¿Se imaginan qué habría sido de la cultura occidental si un genio de la talla de Leonardo da Vinci se hubiera visto incapacitado para la lectura?

En el siglo XVI, el conocimiento y la investigación de algunos de los defectos refractivos (miopía, hipermetropía) y de la presbicia en particular, ya estaba en marcha. En la década de 1520, un monje llamado Francesco Maurolico propone la existencia de un mecanismo de adaptación visual a diferentes distancias, y cree que la presbicia se debe al aplanamiento de una lente convexa, el cristalino, que Descartes, entre otros, también comparten.

Fue el médico inglés Henry W Pemberton, probablemente, el primero en utilizar el término acomodación, y estuvo de acuerdo con Descartes y Maurolico en que la presbicia era el resultado de cambios en la curvatura del cristalino. Sin embargo, no fue hasta el siglo XIX, cuando se demostró científicamente.

Instituto médico-quirúrgico de oftalmología. Gabinete tecnológico del glaucoma

Mientras tanto, el prolífico inventor, científico, masón y padre de la patria de EEUU, Benjamin Franklin encarga la fabricación del primer par de gafas bifocales en 1784. Estando en París, como embajador de EEUU en la corte francesa, fue el responsable de su introducción en Europa, poniéndolas de moda entre los círculos aristocráticos.

Instituto médico-quirúrgico de oftalmología. Gabinete tecnológico del glaucoma

Modelo original de gafas bifocales de Benjamin Franklin

A mediados del siglo XIX, se descubre la existencia del músculo ciliar, y en 1853, von Helmholtz, el inventor del oftalmoscopio, publica una teoría de la acomodación que ha persistido como dominante hasta nuestros días. La teoría de Helmholtz explica la acomodación como el resultado de la contracción del músculo ciliar, que a su vez produce la relajación de las fibras zonulares, permitiendo que el cristalino cambie de forma, abombándose, merced a su propia elasticidad. La complejidad de este mecanismo combinado, único en biología, fue poco aceptado por sus colegas de la época, que continuaron buscando explicaciones alternativas.

Aún hoy en día, se suceden las teorías que tratan de explicar el fenómeno de la acomodación, y que han sido la base de diversos intentos de contrarrestar el defecto mediante intervenciones quirúrgicas de resultados poco convincentes y bastante controvertidas.

Instituto médico-quirúrgico de oftalmología. Gabinete tecnológico del glaucoma

Von Helmholtz

Instituto médico-quirúrgico de oftalmología. Gabinete tecnológico del glaucoma

La mayor parte de los oftalmólogos están de acuerdo en que los métodos correctores eficaces hoy día son las gafas, monofocales o progresivas, incluso en algunos casos especialmente adaptadas para determinadas necesidades ocupacionales, algunos intentos con las lentes de contacto bi o multifocales; la cirugía, representada en su mayor parte por las lentes intraoculares multifocales, de diferentes mecanismos ópticos de funcionamiento (refractivas, difractivas o acomodativas) y protocolos de tallado corneal con láser excímer (presbilasik).

Cómo funciona el ojo (1941)

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR

Síndrome de Alicia en el País de las Maravillas

Glaucoma de tensión normal

Del glaucoma y los ronquidos: Síndrome de Apnea del Sueño

El glaucoma, el nudo de la corbata y el ministro Sebastián

¿Es útil la marihuana en el tratamiento del glaucoma?

#curiosidades #divulgación #información #historiadelaoftalmología #presbicia #vídeos

POST DESTACADO
POSTS RECIENTES