¿Qué tienen en común el Glaucoma y el Rock?


El Rock… sin duda la música que ha impregnado nuestra vida a todos los niveles, desde que en los años 50, artistas tales como un desconocido Elvis Presley, grabase la que para algunos (Revista Rolling Stone) es la primera canción de rock and roll, “That’s all right Mama”, en 1954.

El origen del término es atribuido al diskjockey estadounidense Alan Freed, que comenzó en 1951 a transmitir por radio Rhythm & Blues y música Country para una audiencia multiracial (aunque también se dice que a sugerencia de su patrocinador Leo Mintz). El resto de la historia hasta nuestros días es de sobra conocida, vivida, compartida y disfrutada por los que hemos vivido la segunda mitad del siglo XX y lo que llevamos del XXI.

Pero…, ¿por qué hablamos de Rock en una web de Glaucoma?¿Porque la inmensa mayoría de los que hoy padecen la enfermedad y los que se dedican a combatirla hemos crecido con esa música? No. Realmente esa no es la causa. Rock significa una nueva esperanza para el tratamiento del glaucoma. Rock es la denominación de un nuevo grupo de fármacos que actúan específicamente a nivel de los canales de salida del humor acuoso, concretamente sobre la malla trabecular, que es la estructura que se altera en la génesis de la mayoría de las formas clínicas de glaucoma. Los inhibidores de la Rho-kinasa, han mostrado ser eficaces en la reducción de la rigidez y la esclerosis celular de la malla trabecular, en modelos experimentales, lo que abre una nueva vía de tratamiento, diferente a las utilizadas por las drogas disponibles en la actualidad, es decir una nueva forma de reducir la presión intraocular (PIO). Actúan modulando el citoesqueleto de las células, facilitando la relajación del mismo. Además, los resultados preliminares de la investigación muestran que los inhibidores de la Rho-kinasa podrían tener efectos neuroprotectores y antiinflamatorios, así como mejorar el aporte sanguíneo al nervio óptico, lo que beneficiaría sin duda a los pacientes glaucomatosos.

¿Una nueva revolución también llamada Rock?

New class of glaucoma drugs on the horizon

Efectos de la inhibición de las Rho-kinasas en el citoesqueleto de las células, relajándolo,

y reduciendo la rigidez celular

Más sobre el tema, si se está interesado, lo publica la revista EyeNet, de la Academia Americana de Oftalmología (AAO) en su último número (octubre 2013).

En dicho artículo, varios expertos reflexionan sobre aspectos interesantes de la actual realidad a la que se enfrenta la industria farmacéutica a la hora de lanzar al mercado nuevos fármacos antiglaucomatosos. Louis Cantor, por ejemplo hace referencia a que el listón que han dejado las prostaglandinas es significativamente alto, haciendo difícil que las nuevas drogas puedan competir con ellas, a saber: son drogas altamente eficaces en su cometido de reducción de la PIO, con una posología que en el momento actual es la mejor (una gota al día), lo que facilita el cumplimiento y la asociación con otros fármacos, bien sea en asociación (en los EEUU, al menos por el momento no están autorizadas las combinaciones fijas) o en combinación fija en el mismo envase. Todo ello supone un hándicap importante que los nuevos fármacos han de superar. Otro experto, el Dr Rhee, se muestra ligeramente decepcionado, porque los fármacos inhibidores de la Rho-kinasa (ROCK) probados hasta la fecha han demostrado tasas de descenso de la PIO en torno a los 3-4 mmHg, mientras que las PG arrojan unos resultados de 7-8 mmHg, en concentración óptima (0,4%) y administrados dos veces al día. Alguno de estos fármacos está en una fase avanzada de los ensayos de la fase 3 de su desarrollo, y por su mecanismo de acción, que en sus últimos detalles aún no es del todo conocido, constituyen una nueva vía de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i). Su efecto secundario no deseado más importante es de nuevo la hiperemia, supuestamente producida por la relajación de las fibras musculares lisas de las paredes vasculares epiesclerales y conjuntivales. Otro de estos fármacos ROCK se está ensayando asociado a Travoprost, y ha mostrado un descenso de la PIO significativamente superior al conseguido por la monoterapia con Travoprost, también con una dosis única diaria.

(26/06/2014) Ya se encuentra en fase de ensayo 2b el fármaco denominado Roclatan, que asocia un fármaco ROCK con latanoprost, que supera el descenso de PIO alcanzado por éste último aislado entre 1,6 y 3,2 mmHg, según estos estudios. El efecto secundario más llamativo, una vez más, vuelve a ser la hiperemia.

Hiperemia secundaria a uso de inhibidores de la Rho-kinasa

Otros fármacos que comparten el lugar de actuación de los ROCK son los agonistas de los receptores de la Adenosina, que si bien actúan al mismo nivel que los ROCK, su mecanismo de acción es menos conocido. Se piensa que podrían actuar induciendo el recambio de la matriz extracelular (de una forma parecida a como actuarían los láseres). En el momento de escribir esta entrada, estos fármacos sólo han sido ensayados in vitro y en modelos animales, pero aún no se tienen datos de cómo actuarían en humanos. Uno de los más conocidos es el Trabodenoson, que ya ha iniciado su ensayo en humanos.

Otra línea de investigación es la adición de componentes a drogas conocidas. Es el ejemplo del latanoprosteno Bunod, en el que químicamente se añade a la molécula de latanoprost óxido nítrico, resultando un nuevo compuesto con una potencia superior. Bajo licencia de Bausch&Lomb, se halla en fase 3. Sus defensores arguyen que mientras el latanoprost actúa fundamentalmente incrementando el flujo de salida uveoescleral, el óxido nítrico lo haría a nivel trabecular relajando el citoesqueleto de las células trabeculares, al igual que los fármacos ROCK. En los ensayos de fase 3 realizados hasta la fecha, dos de los 4 compuestos estudiados obtuvieron un descenso de la PIO superior a 1 mmHg frente a latanoprost solo, un mejor control de las variaciones diurnas de la presión en el día 28 del estudio, y una tasa de respondedores (que en el estudio se definieron como aquellos pacientes que alcanzaban cifras menores de 18 mmHg) superior a la de latanoprost solo (68,7 vs 47,5%).

Probablemente será uno de estos fármacos el próximo avance del que dispondremos en clínica.

Glaucoma Pipeline Drugs: Targeting the Trabecular Meshwork

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR

Superficie ocular y glaucoma

Guía de tratamiento médico en glaucoma

Semana Mundial del Glaucoma

Del glaucoma y los ronquidos: Síndrome de apnea del sueño

El glaucoma, el nudo de la corbata y el ministro Sebastián

#rock #glaucoma #divulgación #información #investigación #noticias #tratamiento

POST DESTACADO
POSTS RECIENTES